Arboles

El Bonsái como una planta de interior

el-bonsai-como-una-planta-de-interior

Si no se cuenta con el espacio ni el presupuesto para montar y mantener un jardín, el bonsái es un placebo que llevará con una fidelidad extraordinaria los encantos de la naturaleza al hogar.

Los bonsái son árboles que tras ser sometidos a técnicas milenarias, permanecen pequeños, pero conservando todas las características de su especie: ramas, tipo de hojas, grueso del tronco y raíces, y sobre todo su longevidad.

Ya sea como un ejercicio creativo (la técnica del bonsái es ideal para desarrollar en los pequeños el amor por la naturaleza y la jardinería) o como una inversión, el bonsái se convierte sin lugar a dudas en el protagonista de un ambiente. Sea el salón, la cocina o el baño, el bonsai tiene todas las prestaciones de una planta de interior, mínimos cuidados (una poda anual, muy poca agua, fertilización, un cambio de tiesto y una ubicación cercana a la luz), pero los juegos decorativos que ofrece son ilimitados, pues suma como parte de su encanto el paso del tiempo.

El Bonsai Como Una Planta De Interior 2

Su cambio de tamaño, su desarrollo, el color de sus hojas en el otoño, los microambientes que se desarrollan en el piso de su tiesto..

Además, el bonsái es una oportunidad para tener en casa especies exóticas de árboles, como el pino negro, el arce japonés (de hojas rojas) y el seibo.

Fuente | Deco y Jardín