Consejos

El diseño del jardín ideal

el-diseno-del-jardin-ideal.thumbnail

Realizar y proyectar cualquier jardín representan actividades que se encuentran directamente vinculadas con los conocimientos logrados por la experiencia propia y de especialistas, y también con la intuición determinada por la relación permanente con el medio, ya sean recursos materiales o elementos naturales.

El agrupamiento de las plantas en un jardín se hace principalmente para conquistar efectos estéticos y obedeciendo a funciones utilitarias, como pueden ser: disminuir los efectos del viento, evitar vistas no deseadas, controlar los soleamientos y reducir sonidos. Cualquiera que sea la finalidad de la plantación la consecuencia tiene que ser atractiva, debiendo realizar la elección a través de evaluaciones de aptitudes para la función, posibilidades de adaptación al medio y aspectos ornamentales.

Los diseños, selecciones de plantas, el microclima y las condiciones naturales del suelo figuran estrechamente relacionados. El reto está en que los jardines tendrán que lucir perfecto todos los meses para ser disfrutado y además tendrá que contar con todos los recursos previstos para sugerir sus usos inclusive en condiciones adversas de clima.

Las tareas de diseño no pueden efectuarse sin conocer las particularidades de cada una de las especies utilizadas: árboles, arbustos e hierbas, en cuanto a sus desarrollos, color, follajes y variaciones estacionales, perfume y floración. En varios de los actuales jardines, tratándose de espacios con extensiones algo reducidas y delimitados, el empleo de las plantas arbustivas adquiere importancia ante la categoría de plantas herbáceas y árboles utilizados comúnmente en la jardinería doméstica.