Paisajismo

El jardín botánico de Shenzhen

Depositphotos_4113145_xs

Seguro que, como aficionados a la jardinería, muchos de nuestros viajes tienen parada casi obligatoria en jardines temáticos o parques botánicos de especial interés. Hoy os recomendamos una opción si os decidís a explorar las lejanas tierras orientales: el jardín botánico de Shenzhen, en China.

La ciudad de Shenzhen, situada al sur de la provincia de Cantón, es una de las preferidas por quienes buscan esa faceta más moderna y dinámica, adaptada al turismo urbano, de China. No es difícil encontrar grandes zonas comerciales y hoteles de lujo, y desde luego no nos defraudará en ese sentido, pero tampoco deja de lado por completo su cara tradicional. En Shenzhen encontramos, por ejemplo, el templo de Hong Fa o la fortaleza de Dapeng, así como un gran número de calles que datan de la época medieval y que nos cautivarán si nos gusta la particular estética oriental.

Pero vamos al plato fuerte, lo que nos interesa: su jardín botánico. Recibe el hermoso nombre de “Ventana al mundo” debido a su temática: se trata de un rincón donde se cristalizan todas las culturas del mundo en nada menos que 480.000 metros cuadrados. ¡Se dice pronto! El jardín temático en sí está dividido en ocho zonas que recrean los paisajes y motivos más emblemáticos del planeta: el Taj Mahal, las pirámides, la Torre de Pisa y otras muchas, todas ellas a escala 1:1,1:5 o 1:15. Una estupenda manera de recorrer el mundo sin tener que gastar demasiado (…o no más de lo que ya lo hayamos hecho).

Los nombres de las regiones dentro del jardín no dejan lugar a dudas sobre aquello a lo que rinden homenaje: las principales son la Plaza Mundial, la zona oriental y las dedicadas a los continentes de Europa, Oceanía y África. El conjunto lo completan la zona de la Tecnología y el Ocio, la Calle Internacional y el Jardín de la Escultura Mundial.