Paisajismo

El jardín de Natzaret, crisol de épocas en Mallorca

jardín mallorca

Hemos hablado más de una vez en nuestro blog de la importancia que tienen los jardines y parques a la hora de configurar la identidad de una región, incluso convirtiéndose en un reflejo de las diferentes épocas históricas. El jardín de Natzaret, en Mallorca, es un ejemplo de ello.

Hasta la fecha, desde 2004, el jardín de Natzaret de Mallorca había sido un lugar cerrado al público general, tan sólo visitable para grupos que lo solicitaran con antelación. Una lástima, ya que la mayor parte de los aficionados a la botánica perdía con ello la oportunidad de conocer de primera mano un magnífico crisol verde, escaparate natural con influencias de estilos tan diferentes como el clasicismo, el romanticismo o el modernismo. Por fin, parece que la situación va a cambiar: la apertura al público que se anunció en febrero de este mismo año ha tenido lugar ahora, en junio.

Medidas de cuidado muy estrictas

El inicio de esta apertura será tentativo: el jardín sólo será visitable de 10 a 14, y se establecerán medidas muy severas para evitar su degradación. No se permitirá correr, comer o beber, utilizar bicicleta o monopatín, fumar, pasear animales o siquiera pasear con tacones. ¿Excesivamente restrictivo todo esto? Es posible, sobre todo si lo comparamos con otras zonas verdes similares y si tenemos en cuenta que la idea de un jardín es la de permitir el esparcimiento de los visitantes… Pero la cercanía de una zona de discotecas (la entrada principal da a la emblemática Pachá) y la posibilidad de que el parque acabe convirtiéndose en pasto de “botellonas” ha propiciado esta clase de medidas. Y es que una de las principales metas es conseguir que el jardín de Natzaret se conserve casi en su estado original, o al menos tan cercano a éste como sea posible. Incluso se ha prohibido, por el momento, la colocación de carteles identificativos encima de las plantas.