Consejos

El otoño y las raíces de las plantas

El otoño y las raíces de las plantas. Hoy me gustaría abordar un tema tan importante como poco jerarquizado. ¿Por qué lo digo? La mayoría de las personas, desde los simples observadores hasta los más comprometidos con la jardinería, suelen observar de la línea de tierra “hacia arriba” olvidando algo tan vital como el sistema radicular de las plantas.

En los cursos de decoración vinculados a plantas y jardines, esto debería ser uno de los primeros y más esenciales temas, ya que de este sistema, depende prácticamente todo lo que nos importa de cada planta, árbol y arbusto, ya sea en tierra plena como en macetas.

¿Nunca lo has pensado? Créeme que es así: de un sistema radicular sano y vigoroso depende el porte de la planta, su adherencia al sustrato, su vigor (se alimenta a través de la raíz), su turgencia (“bebe” a través de la raíz) y su estética toda. En el otoñó, es importante visualizar algunas consideraciones especiales: aquí van…

Lo “ideal” para las raíces en general, es el suelo húmedo y cálido: hace crecer, se alimenta, se mantiene en saludable “letargo” en el caso de algunas plantas durante otoño e invierno, lo que le permite ponerse al día para la próxima primavera una vez que los rigores de invierno hayan pasado.

Por este motivo. en octubre, noviembre y tal vez algunos días de diciembre es la mejor época para plantar árboles y arbustos, y la mayoría de los bulbos de floración primaveral y plantas herbáceas. Este sistema permanecerá “adormecido” pero latente, se irá adaptando al medio y para cuando llegue el momento de funcionar a pleno, estará a punto para desarrollar sus funciones.

El otoño también es un momento ideal para sembrar algo de césped, así como sembrar las hortalizas de primavera y las hierbas como el cilantro y el perejil, todos los cuales en realidad envían las raíces en el suelo a una velocidad alarmante, poniendo en una posición en conjunto mejor, que redundará en crecimiento pleno y rápido en la próxima primavera; a ello se suma suficiente resistencia e verano para adaptarse a tiempos de menos lluvia y abundante calor.