Plantas y Flores

El pensamiento

pensamiento.thumbnail

El pensamiento se trata de una planta del tipo herbácea que crece de manera silvestre principalmente en los bosques sombríos y en bordes de los caminos. Sus hojas carecen de pecíolo y tienen limbo de formas lanceoladas y con bordes algo aserrados.

De la inserción de las hojas con el tallo se origina un largo pedúnculo capaz de soportar a las flores. Estas están conformadas por cinco sépalos de color verde y una muy llamativa corola. La corola dispone a su vez de cinco pétalos aterciopelados grandes y de muy variados colores.

La flor es una producción de la planta provista de varias hojas tiernas y blandas. Entre sus colores sobresalen el amarillo, blanco, violeta y azul, algunos de ellos manchados de otro color en la bese y en el medio. Es una planta muy resistente a las inclemencias negativas del tiempo.

Los pensamientos se utilizan como adornos en gran cantidad de jardines y al igual que las violetas, se emplean en ramilletes para adornos personales.