Plantas y Flores

El riego de las orquídeas

Orchids

Entre las flores es díficil decir que una variedad es más bella que otra, ya que las flores en general tienen la característica en común de ser sinónimo de belleza… Así que en lugar de hablar de más bonita o menos bonita, hablemos de características especiales que hacen que cada variedad sea única, como las orquídeas.

Éstas cuentan con un buen número de seguidores, incluso, gente que dedica su tiempo libre completamente al cultivo exclusivo de las más variadas orquídeas… Porque eso es otro tema: Existe una amplia variedad de orquídeas entre colores, formas y tamaños…

Como es de suponerse, sus cuidados son muy específicos, y entre éstos, uno de los más importantes es el riego apropiado, para lo cual el primer paso es definir qué tipo de orquídea es. Recuerda que algunas orquídeas se desarrollan sobre las ramas de los árboles (orquídeas epífitas), las cuales soportan mejor la carencia del agua que su exceso.

Pero si se trata de orquídeas en maceta es vital recordar que el plato que se coloca bajo la maceta para recibir el agua no deberá estar en contacto con la base de la maceta… Además, se sugiere utilizar agua destilada, nunca agua con mucho mineral o clorada.

En cuanto a la constancia del riego, si es temporada de verano se deberá regar entre dos y tres veces a la semana, y si es temporada de invierno lo máximos es una vez a la semana. Según los expertos la regla a recordar sería “regar abundantemente menos veces y no poca cantidad más veces“. ¿El riesgo? Que sus raíces se pudran.

Fuente: Planta y Hogar  |