Plantas y Flores

El tronco de Brasil, excelente planta de interior y exterior

Depositphotos_35154775_s

El tronco de Brasil es inconfundible: su figura, casi una pequeña palmera en miniatura, es capaz de alegrar cualquier habitación con su fragancia y el brillante color de sus hojas. Pero, además, también es una planta adecuada para tenerla en exterior o en nuestro jardín si nos apetece.

A pesar de su nombre común, estas plantas arbóreas, las Dracaena fragans, son originarias de África y Asia. Se conocen hasta cuarenta especies diferentes, originarias de la misma raíz. Por su simpática forma, es una planta para decorar el interior muy habitual, pero si queremos tenerla en el exterior puede alcanzar tamaños bastante espectaculares: hasta seis metros de altura en el jardín, nada que ver con el metro escaso que conseguiremos dentro de casa. De una manera o de otra, como elijamos, tendremos con nosotros plantas muy sencillas de cuidar y sin duda agradables a la vista. Poco más necesitarán que una iluminación abundante y ser regadas un par de veces por semana, en función de la época del año. Además, se adaptarán prácticamente a cualquier zona en la que vivamos: aunque, por su origen, son más adecuadas para temperaturas altas, suelen presentar bastante adaptabilidad al frío.

El cuidado de las hojas

Ya hemos comentado que, aparte de las flores y el aroma que desprenden, el gran atractivo de estas plantas se encuentra en sus hojas, muy verdes y vivaces. Seguro que nos encantará verlas siempre así… Podemos poner un poco de nuestra parte para mantener su aspecto saludable si las limpiamos con un paño húmedo con regularidad, con mucho cuidado, y además añadimos un spray abrillantador con nutrientes de vez en cuando. Se recomienda no abusar de éste; con aplicarlo una vez cada dos meses, por ejemplo, será suficiente. Con esto, y procurando como hemos dicho que nunca les falten los rayos solares, podremos estar tranquilos: nuestro tronco de Brasil se mantendrá tan en forma como el primer día.