Productos

Cómo elegir la maceta ideal

Practicar o elegir el cultivo de jardinería contenedores, es plantar en  recipientes que se construyen especialmente para contener y mantener las plantas en crecimiento, en lugar de su siembra en el suelo.

Los contenedores de jardinería puede ser grande o pequeños, hechos en una amplia gama de materiales, y ser pensados para utilizar en interiores o al aire libre. En tanto algunos contenedores están hechos específicamente para el propósito de la jardinería, los aficionados y los  jardineros pueden elegir o adaptar otros recipientes, tales como cuencos, ollas, cántaros, barriles, etc, todo aquello que tu creatividad estimule para usar en tus aventuras de jardinería.

¿Cómo elegir?

La correcta elección de los mejores contenedores de jardinería, debe tomar en cuenta dos factores clave: la ubicación y el propósito.

Una de las consideraciones expuestas en los contenedores de jardinería elección es el tipo de planta o plantas que se quiere tener. Por ejemplo, una planta rastrera se plegará sobre el borde de un contenedor y caerá (por lo que la estética de éste no importa mucho), mientras que muchas plantas de crecimiento vertical, dejan el recipiente completamente visible (por lo que elegirlos bien es vital).

En cuanto al tamaño, los contenedores deben ser suficientemente grandes para permitir a la planta crecer, permitir un espacio adecuado si se trata de  sostener múltiples ramas y especialmente tener en cuenta el vigor del desarrollo radicular.

En este punto en especial hay que asesorarse muy bien ya que el sufrimiento a nivel de raíz es uno de los problemas más frecuentes en el cultivo de plantas en macetas y también uno de los más sencillos de prevenir. Igualmente importante es verificar bien el potencial de drenaje, deben haber suficientes orificios y éstos deben funcionar en forma óptima.

Por último, la ubicación para la cual se eligen los contenedores de jardinería también tendrá una influencia notoria en la decisión. Las macetas colgantes no deben ser demasiado pesadas, mientras que un recipiente que estará a la intemperie debe tener un peso suficiente como para que el viento no sea capaz de tumbarlo.