ConsejosPaisajismo

Estilos de jardines: jardín desértico

jardin desertico uno

El jardín puede tener un estilo desértico. Aunque puede ser difícil de imaginar, aquí estamos con este tema para ayudarte y especialmente para alentarte en el caso que el terreno o zona donde te toca diseñar tenga como principales características, un suelo arenoso, rocoso y con escasa retención de agua.

Este estilo de jardín se caracteriza principalmente por la presencia de plantas xerofíticas, es decir aquellas especies que han desarrollado la capacidad de reducir la pérdida de agua y se acumulan por períodos de sequía.

El jardín  tipo desierto puede ser informal, e incluso tener temática contemporánea, es decir no tiene por qué guardar líneas exactas o simétricas como el típico jardín inglés: se aceptan líneas sinuosas, variedades en alturas y especialmente en texturas.

En este jardín hay pocos accesorios o casi ninguno se respeta más bien un aspecto “salvaje” o mejor dicho agreste. En pocas palabras, admite todas las formas y contiene elementos atrevidos, como jarrones rotos y volcados, piedras y accesorios con formatos innovadores y nuevos materiales.

Las espinas son también un elemento muy presente, que hace de este jardín es una buena solución para aquellos que sufren con los perros y gatos a menudo destruyendo las plantas. Debido a las defensas naturales de las espinas y escamas contra la pérdida de agua, el jardín de plantas del desierto tiene a menudo una misma textura y un color grisáceo y amarillento.

Una de las principales ventajas que señalábamos de este tipo de jardines, es que es muy fácil de mantener, ya que hablamos de plantas naturalmente “sufridas” que han desarrollado por sí mismas mecanismos para sobrevivir en especial en lo relativo a la falta de agua.

No obstante ello, este tipo de  jardines necesitan  un buen sistema de drenaje y controlar que se mantenga 100% operativo, porque por la misma característica que señalábamos antes, las especies plantadas en él no son capaces de soportar ningún tipo de anegamiento o inundación.

El jardín desértico será el ideal para ti, si gustas de un diseño rústico y tu “problema” es tener abundante superficie pero muy soleada y expuesta incluso a fuertes vientos. Para afirmar las especies, coloca rocas incrustadas entre ellas con grava y arena. Si eliges bien las plantas, éstas sobrevivirán sin problemas.

¿Cuáles son las más adecuadas? En líneas generales te conviene elegir cactus, euphorbiáceas, suculentas, agavacéas, crassulaceas y plantas de rocalla. Entre ellas, elige aquellas cuyo sistema radicular busque profundidad (para que enraicen bien y el viento no las afecte).

Luego, visualiza la estética: entre aquellas que cumplan esas características combina armoniosamente texturas, alturas y colores. Realiza un bosquejo (dibujo), siempre ayuda.