Consejos

Cómo evaluar y mejorar el suelo de tu jardín

Cómo mejorar y evaluar el suelo de tu jardín. Un buen suelo es uno de los elementos esenciales para tener un buen césped o el jardín. Ahora bien: esto no siempre es posible espontáneamente, por lo que lo más recomendable es hacer un buen análisis de suelo. Créeme que esta es una manera sencilla y económica para mejorar tu paisaje.

¿Cuán importante es realmente hacer un análisis de suelo?

Para el crecimiento óptimo de tus plantas, el suelo debe tener -entre otros parámetros- el nivel de pH adecuado. Debes saber que el pH se mide en una escala de 1 a 14. Una medición de 7,0 es neutro. Un número por debajo de 7 revela que estamos ante un suelo ácido y por encima de 7 estamos hablando de un suelo alcalino o básico (dulce). El pH del suelo impactará directamente en la capacidad de una planta para extraer los nutrientes del suelo.

Una prueba del suelo te permitirá diagnosticar el nivel de pH de tu suelo y ajustarlo a tus necesidades, o mejor dicho a las de los vegetales que desees plantar allí. La mayoría de las plantas prefieren un suelo casi neutro con un pH entre 6,2 y 7,2. Para lograr este objetivo, si el suelo es ácido podrá  requerir la aplicación de cal y si el suelo alcalino quizá sea necesario aplicar algo de azufre.

En ambos casos siempre debe ser en dosis y frecuencias correctas; asesórate debidamente y no improvises; el riesgo es mayúsculo y no debes correrlo bajo ningún concepto. En tu tienda de jardinería habitual, donde puedes comprar incluso kits de análisis de ph de suelo, seguramente un especialista despejará tus dudas.