Plantas y Flores

Exigencias básicas de las orquídeas de interiores II

flower bath salt

En un post anterior, comenzamos a plantear este tema de las exigencias básicas de las orquídeas en su cultivo en interiores, haciendo hincapié en el punto primordial en este aspecto: la luz.

Hoy hablaremos sobre el segundo factor que es el calor, el que se encuentra estrechamente ligado con el último factor, la humedad.

En cuestiones generales es muy simple deducir esta relación; ya que, cuánto más alta sea la temperatura a la que se encuentren expuestas las orquídeas, más alto deberá ser el grado de humedad que le proporcionemos.

Al referirnos a orquídeas para interiores, es fundamental aclarar que, la mayoría de ellas, crecerán mucho mejor en temperaturas medias diurnas de 20 a 21ºC en verano y de 15 a 18ºC en invierno; pudiendo ser por las noches alrededor de 5ºC menos que en el día.

También es importante tener en cuenta este descenso nocturno, ya que las plantas lo necesitan, será necesario cambiarlas a un lugar más frío durante las noches en invierno cuando se encuentren en ambientes climatizados.

Finalmente, cabe destacar que es muy bueno poner las plantas al aire libre durante los días cálidos del verano, ya que el sol y el aire puro hacen maravillas en estas especies de orquídeas.

En la próxima entrega veremos el último de estos factores básicos para el cuidado de tus orquídeas de interiores.