ConsejosPlantas y Flores

Exigencias básicas de las orquídeas de interiores

Orchids

A pesar de las muchas variedades de orquídeas, hay una serie de exigencias que son básicas a todas éstas. Principalmente, calor, humedad y luz.

Hoy nos dedicaremos al factor más importante para el cultivo de orquídeas: la luz.

Todos sabemos que en su hábitat natural las orquídeas reciben diferente intensidad de luz, ya que varía desde las selvas Amazónicas, las cordilleras colombianas y hasta las laderas del Himalaya.

De todas formas, estas regiones de las que son originarias, son todas tropicales y subtropicales; por lo tanto, tienen un promedio de 10 a 14 horas diarias de luz solar, todos los días del año.

Por lo tanto, será primordial que ofrezcamos a nuestras orquídeas de interior al menos diez horas de luz, para esto la mayor parte del tiempo será necesario combinar luz natural con luz artificial.

Pero también es muy importante no sobrepasar los límites, ya que si las exponemos a la luz durante más de 16 horas es muy probable que nuestras orquídeas no florezcan.

Tengamos en cuenta que, salvo en invierno y en regiones frías, la luz del sol directa, sin nada de sombra, resulta muy fuerte para casi todas las plantas.

Si puedes mantener estos parámetros de iluminación, y además, tienes la precaución de darlas vuelta periódicamente para que la luz se reparta por igual; ya tienes una gran parte del buen cultivo de tus orquídeas lograda.