Productos

Fertilización de césped en invierno

Grass Leaves Autumn

El mayor problema del césped en invierno, no es precisamente el de los perros que destruyen jardines, sino ese letargo no sólo de las plantas en sí mismas, sino de nosotros mismos a la hora de prodigar cuidados.   Se habla mucho y hay polémica acerca de usar o no algo de abono en el césped durante los meses de otoño e invierno. Otoño es en realidad lo ideal, porque la idea es mejorar la resistencia al invierno de nuestro césped.

Abonos de invierno

Basta con observar y leer las etiquetas con atención en las tiendas de jardinería: la mayoría de los abonos recomendados para uso en invierno  contienen altos porcentajes de fósforo y potasio y bajos niveles de nitrógeno. Esto puede ser expresado en una bolsa de fertilizante como “18/08/22″ , lo que significa: 8 por ciento de nitrógeno, fósforo 18 por ciento y 22 por ciento de potasio, en ese orden.

La famosa tripleta NPK

Los que abogan por el uso de fertilizantes con este tipo de fórmula señalan que  esa formulación “equilibrada” se basa en la investigación. Sin embargo, la investigación que se ha hecho con pastos de estación cálida, como Bermuda grass o Zoysia (ninguno de los cuales está bien adaptado a nuestro clima)  no revelan pruebas que sugieran que el suplemento fósforo y de potasio en el otoño impacta en beneficios  especiales en la estación fría.

El nutriente más importante para la fertilización de otoño, al igual que a principios de temporada de invierno, en mi opinión, todavía es Nitrógeno; aplicado en el otoño igual es la fertilización césped más importante del año.

Yo recomiendo en general usar un fertilizante alto en nitrógeno, como 25-5-5 o algo con una fórmula similar. De todos modos, no está de más que te asesores con una tienda o especialista que conozca tu zona en particular, cosa que no puedo hacer yo desde aquí sabiendo que escribo para tantos lectores en el mundo.

El punto límite

Hablamos de otoño e invierno, pero el límite está  2-3 semanas antes del momento en que el suelo se congele. En suelos arenosos, lo mejor es utilizar abonos nitrogenados orgánicos de “liberación lenta”.