Consejos

Fertilizantes minerales

fertilizantes minerales

No todas las prioridades pasan por tener un hogar más ecológico, muchas personas tienen la voluntad pero no el espacio o las posibilidades para -por ejemplo- elaborar su propio compost; en ese sentido la preparación del suelo ideal para cultivar, obliga a echar mano de todos los recursos.

Así las cosas vale la pena repasar o aprender un poco acerca de los fertilizantes minerales. Toma nota…

Abonos Minerales

Hablamos de sustancias inorgánicas, principalmente sales, todos ellos nutrientes requeridos por las plantas que cultivas. Los fertilizantes minerales afectan en gran medida el suelo  desde el punto de vista físico, químico y de las propiedades biológicas y en consecuencia a las plantas.

En el suelo, los fertilizantes minerales van a  someterse a diversos cambios que influyen en la solubilidad de sus nutrientes, su permeabilidad, y su disponibilidad para las plantas. La naturaleza y la intensidad de estos cambios dependen de las propiedades del suelo.

Al mismo tiempo, los fertilizantes minerales tienen un gran efecto sobre el suelo, por ejemplo, enriquecen el suelo con nutrientes, alternr la reacción de la solución del suelo, e influyen en los procesos microbiológicos. Debido a que las plantas reciben nutrientes a través de sus raíces, la adición de abonos minerales para el suelo puede afectar el crecimiento y desarrollo de plantas y, en consecuencia, la productividad general de un campo, huerto, jardín o un prado.

Cuando se usan correctamente, los fertilizantes minerales son los medios más eficaces para aumentar los rendimientos y la calidad, siendo ejemplos las propiedades tecnológicas de las plantas de fibra, el contenido de azúcar de remolacha, frutas y bayas, el contenido de proteína de los granos, contenido de aceite de girasol, etc.

Casi todos los fertilizantes minerales son producidos por la industria química y están disponibles en las tiendas de jardinería.