Plantas y Flores

Geranium o Geranio rústico

Pink geranium flowers.

Un geranio es una planta pequeña que no suele superar los 40 centímetros de alto. Presentan hojas simples, muy lobuladas y son de un color verde claro o intenso.

Sus flores son muy vistosas para tu jardín, tienen 5 pétalos pueden ser de color azul, rosa, violeta o rojo, en su centro son difuminados. Florecen de mediados de la primavera y al final de verano.

Ficha de la planta

Nombre científico: Geranium.

Nombre común: Geranio rústico.

Familia: de la Geraniaceae. El género Geranium está formado por más de 200 especies de plantas herbáceas, anuales o perennes.

Las principales especies son: Geranium robertianum, Hierba de San Roberto, Geranium incanum, Geranium grandiflorum, Geranium sanguineum, Geranium argenteum, Geranium pratense, Geranium tuberosum, Geranium nepalense.

Origen: del sur de Asia, la cuenca mediterránea y América del Norte.

Dónde crece mejor: esta planta necesita una exposición de semisombra o a la sombra.

Riego: se recomienda regar las plantas todos los días en el verano, con 2 vasos de agua por planta, luego de transcurrido el verano debemos ir reduciendo los riegos el resto del año.

Enemigos: enfermedades frecuentes del geranio son Botritis, Oidio, Alternariosis, Antracnosis, Mal del pie. Bacterias: Xanthomonas spp y Virus del mosaico. Las plagas posibles son: Mosca del Geranio o Mariposa africana, Pulgones, Araña roja, Mosca blanca, Cochinillas, Orugas y Nematodos.

Requerimiento del terreno: el geranio no es muy exigente con el suelo. Puede ser una tierra normal de jardín a la que podremos mejorar su drenaje añadiendo un tercio de arena. En primavera es el mejor momento para su plantación.
Se debe abonar durante la primavera y el verano con algún tipo de fertilizante mineral cada 20 días.

Reproducción de ejemplares: en verano se pueden multiplicar por semillas sembradas en semillero con tapa de vidrio en primavera. También se puede por división de mata en la misma época.

Usos: se suelen utilizar para jardinería en rocallas, bordes mixtos o incluso en macetas para balcones y terrazas gracias a su fácil cultivo y la buena duración de su floración.

Cuando esta belleza esté en plena floración, toma tu cámara,  captura el momento y tendrás para siempre las más preciadas postales de tu jardín.