Piscinas

Consejos para el mantenimiento del filtro en la pisicina

filtro piscina

El filtro es uno de los elementos más importantes de cualquier piscina, y no podemos pasar por alto las pautas básicas de su mantenimiento. Hoy os damos algunos consejos básicos.

Muchos filtros vienen perfectamente diseñados para que su limpieza no sea complicada: gracias a las instrucciones del fabricante aprenderemos cómo desatornillar cada una de las piezas, cómo volverlo a montar, incluso sin ser unos manitas. Sin embargo, a veces el principal problema suele estar, como sucede con tantos otros aparatos de jardín, en su uso continuado y en nuestras actitud a veces descuidada. Por ejemplo, es muy importante que siempre que cambiemos de posición la válvula de selección de modo, que la abramos o cerremos, tengamos la bomba del filtro parada. De lo contrario estaremos forzando el mecanismo de manera perjudicial, y hacer esto cada día, aunque nos parezca un gesto nimio, terminará por reducir la vida útil de nuestro filtro.

Limpiando cada parte por separado

En cuanto al filtro de arena, es importante limpiarlo al menos una vez por semana, preferiblemente dos. La arena en sí puede esperar un poco más: los expertos recomiendan cambiarla una vez cada tres o cuatro años. El filtro, a nivel general, es recomendable lavarlo a contracorriente para que se eliminen las impurezas (y pueden acumularse muy rápido, lo sabemos bien, en una piscina de jardín). La presión que veamos en el medidor puede ayudarnos a saber con qué frecuencia limpiarlo: cuando sube por encima de 1,3 kilos por centímetro cuadrado, tenemos una inequívoca “señal de alarma”. ¡Nos toca ponernos manos a la obra!

Por último, os recomendamos que no os olvidéis del prefiltro: esa especie de canastillo que se encarga de transportar el agua dentro del circuito de la bomba, y que necesita ser limpiado para que funcione adecuadamente al menos una vez por semana. Sí, todo es costoso y tedioso, ¡pero merece la pena por disfrutar de un agua siempre limpia en nuestra piscina de jardín!