ConsejosPlantas y Flores

Flor de Cera

Hoya carnosa cv. Variegata

La Hoya Carnosa, más conocida como Flor de Cera por su aspecto, es una hermosa y fuerte trepadora de interiores, que además de tener la facilidad de cultivarse sin mayores problemas te ofrece muchos años de vida.

Sus bellísimas flores, con aspecto de porcelana, son de color rosado y tienen un intenso perfume. Esta trepadora es de la familia de las Asclepidaceas y proviene de China, Japón y Taiwan; aunque hay demasiadas especies y algunas son  de procedencia australiana o africana.

Al ser una planta colgante es muy utilizada para decorar ambientes amplios y luminosos de techos altos, solamente puede cultivarse en exteriores cuando es en climas sumamente cálidos.

Como es una planta carnosa tiene la previsión de agua en sus hojas, por ese motivo es una planta de cuidados sencillos, pero a la cuál el exceso de riego puede resultarle fatal.

Uno de los únicos puntos fundamentales en su cuidado, además del riego, es respetar su periodo de descanso posterior a la floración, durante este tiempo es necesario ponerlas en un lugar más fresco y reducir el riego.

Si bien son plantas a las que la luz del sol en forma indirecta favorece inmensamente para una mejor floración, esta misma luz en forma directa la puede perjudicar terriblemente quemándola.

Otro factor que la favorece mucho, pero en su justa medida, es el abono que debe realizarse durante el verano, cada 30 días con algún fertilizante que contenga altos nutrientes en potasio; pero cuidado de no excederte con esto ya que le produce una caída irreparable de sus hojas.

Se puede reproducir a partir de esquejes o gajos en la primavera y es conveniente cambiarla de maceta cada 2 o 3 años.

Como ves, la Flor de Cera además de ser una bella planta para alegrar y perfumar tu hogar, es muy independiente y requiere de muy poca atención; una planta generosa, en todos los aspectos, que no debes dejar de tener.