Plantas y Flores

Flores comestibles ¿quieres aprender más? (II)

Te invito a releer el primer post dedicado a este tema, donde hemos compartido los primeros conceptos y comentarios interesantes al respecto. Prometí mencionarte algunas flores muy conocidas como ornamentales, pero que no siempre (por no decir nunca) consideramos con fines gastronómicos.

Algunas flores comestibles comunes son rosas, violetas, capuchinas, borrajas, salvia y hemerocallis.

¿Cómo proceder?

El primer paso, por supuesto es cortar las flores, preferiblemente hacerlo el mismo día que planeas usarlas en la cocina. Se pueden cortar en cualquier momento cuando las flores comienzan a madurar. Al igual que en el uso ornamental las flores que no están totalmente abiertas conservarán sus pétalos más tiempo. Insisto y enfatizo en que te asegures de usar  flores que sólo hayan crecido en ausencia de herbicidas y pesticidas.  Debes elegir las mejores flores y revísalas para ver si tienen suciedad o insectos. No las laves, sólo conseguirías herir los pétalos.

En el próximo y último post, veremos los dos pasos siguientes donde abordamos un tema más que importante: cómo asegurarte las condiciones de higiene correctas para el consumo sin dañar los ejemplares más bellos.

Imagen: lumen