Plantas y Flores

Flores comestibles que utilizas desde siempre

El tema de las flores comestibles, asombra a unos e inquieta a otros. En este último mes hemos compartido varios post acerca de este tema, entre ellos algunas de cócteles que te invito a releer. Pero tal como he titulado el post de hoy, con el fin de desmitificar un poco este tema, pensé en demostrarte que hay algunas flores comestibles que usamos desde siempre. ¿Quieres saber cuáles son?

  • ¿Sabías que el brócoli, la coliflor y alcachofas son todas las flores? ¿ y que también el azafrán (una especia) es el estambre de la flor de azafrán? Pero hay más…
  • Las alcaparras son botones florales sin abrir de un arbusto nativo del Mediterráneo y los países asiáticos.

La regla general es que las flores de la mayoría de las verduras y las hierbas son seguras para comer. Asesórate siempre, obviamente… en primer lugar porque -como con cualquier cosa en la vida,- siempre habrá excepciones. Por ejemplo, se recomienda evitar las flores de tomate, patata, berenjena, pimientos y espárragos.

Por último: las flores de Rúcula (Eruca vesicaria), son pequeñas, blancas con centros oscuros y se pueden utilizar en la ensalada para darle un sabor picante ligero. Las flores poseen un sabor muy similar a las hojas y la gama de color de blanco a amarillo oscuro con vetas púrpura dan una buena tonalidad. La Rúcula se asemeja a las hojas de rábano, tanto en apariencia y sabor. Las hojas son compuestas y tienen un picante, el sabor picante que se inicia suave en las hojas jóvenes y se intensifica a medida que maduran.