Plantas y Flores

Flores en invierno (IV)

Depositphotos_3910830_original

Continuando con esta serie que planteamos hace unas semanas para enfrentar un dilema que todos los años se nos presenta: qué plantas utilizar para que nuestro jardín continúe siendo un sitio florido en la época invernal. Para ello ya hemos hablado sobre una trepadora de perfume exquisito y también de una distinguida dama blanca de aroma muy particular.

Hoy queremos presentarte un árbol que sin lugar a dudas hará que tu jardín sea el más elogiado por todos, te estamos hablando del árbol de Acacia de invierno o Acacia Mimosa.

En realidad su nombre científico es Acacia baileyana, aunque en algunos sitios se la conoce incluso con el nombre común de Acacia de baile o Mimosa de baile. Obviamente pertenece a la familia de las Mimosaceae y su origen es Australiano.

La Acacia de invierno es un árbol que, comparado con otras especies de Acacias, es de un porte menor, ya que solo alcanza como máximo los 8 metros de altura; por eso te decía inicialmente que convertirá a tu jardín en un lugar soñado, ya que por sus dimensiones y características solamente puedes plantarlo en un espacio amplio y exterior.

La principal característica de la Acacia de invierno o Mimosa es su floración invernal, estación en la que se cubre de magníficas florcitas de un color muy particular: amarillo brillante; que además despiden un suave perfume muy similar al de las violetas.

Como es de imaginarse este pequeño árbol soportará estoicamente las heladas y temperaturas que pueden ser de hasta -5ºC, para esto requiere algunos cuidados muy básicos como una ubicación en un espacio de semisombra, con un suelo fresco y seco.

Para que tu árbol de Acacia viva por mucho tiempo y te regale cada invierno la belleza de sus flores es importante que no olvides realizar una poda de limpieza y formación luego de cada floración.

Si tienes un espacio propicio y el inmenso deseo de que tu hogar se vea adornado por la alegría irreemplazable de las flores y sus delicados aromas, agradecerás haber leído este artículo y tomar la decisión de tener tu propia Acacia de invierno, créeme. ;)

Y no olvides que todavía tenemos mucho más para compartir sobre este tema.

 

  • ANDREA

    ESTA MUY BIEN GRACIAS POR LA INFORMACION