Plantas y Flores

Flores que huelen bien

flores huelen bien

Mucha gente disfruta el aroma de las flores frescas, ya sea en un jardín o en un florero. Pero, ¿qué pasa con las flores que logran emitir un aroma tan atractivo? En realidad, las razones por las que algunas flores huelen bien son de orden biológico y créeme que ésto es muy importante para nuestro medio ambiente.

Fundamentos biológicos del buen aroma

Al igual que sucede con todas las formas de vida, las flores y las plantas tienen un proceso que permite que se reproduzcan. En el caso de las flores, producen semillas que permiten que nazcan nuevas plantas de flores que repetirán el ciclo con el tiempo.

Sin embargo, no todas poseen lo necesario para producir autónomamente esas semillas fértiles, por esta razón se requiere la polinización que en términos animales significaría lo que conocemos como “apareamiento”. En resumen, algún tipo de medio es necesario para permitir la transferencia de polen a los huevos que a su vez producirán las semillas fértiles. Hasta cierto punto, esto se realiza naturalmente con el viento normal que es capaz de mover el polen de una planta a otra (polinización eólica). Sin embargo, muchas plantas se basan o mejor dicho requieren la utilización de los llamados agentes polinizadores para llevar a cabo este proceso, entre ellos los insectos.

Los polinizadores son simplemente animales e insectos que entran en contacto con las flores, y luego siguen adelante, tomando el polen con ellos y llevándolo a otras flores. A medida que progresan de flor en flor, el polen transferido interactúa con los huevos y produce las semillas.

Aroma como atracción

Parte del mecanismo que se utiliza para atraer a los insectos y animales como los murciélagos a las rosas y otras flores es la fragancia. El uso de este poderoso “reclamo” seduce y atrae al polinizador a las proximidades de la planta. Ésta es la explicación biológica que fundamenta la emisión de aromas por parte de las flores.