Huertos

Fujitsu cultiva lechugas en pleno Fukushima

lechuga fujitsu

Nadie compraría unas lechugas que hubieran sido cultivadas en Fukushima, ¿verdad? Al menos no de momento, mientras nos sigan llegando incansablemente noticias sobre los niveles de radiación. Sin embargo, por increíble que parezca, es posible que sean verduras mucho más sanas que las que compramos en nuestro día a día…

El gigante de la tecnología Fujitsu, uno de los puntales de la innovación en Japón, ha decidido probar con otro terreno en nada similar a lo que conocemos de él: el de las plantas. Concretamente, el cultivo de lechugas en una fábrica de semiconductores de Fukushima que había caído en desuso. Pensando en darle una utilidad a los dos mil metros cuadrados que quedaban libres, y para proporcionar a los ingenieros una actividad adicional con la que despejarse, se comenzó a cultivar lechugas haciendo uso, cómo no, de avanzadas técnicas para calcular los nutrientes, la temperatura o el Co2 que necesitaban en cada momento. El método, basado en el cloud computing y el análisis de datos, fue refinándose más y más. Y sin comerlo ni beberlo, aquellas plantas se terminaron convirtiendo en una auténtica prioridad. Tanto es así, que hoy en día Fujitsu las vende a un precio bastante elevado y factura cuatro millones de dólares al año como beneficio.

¿Cuáles son sus ventajas?

¿Qué diferencia a estas lechugas de las que podríamos cultivar en nuestro huerto ecológico, por ejemplo? ¿Por qué deberíamos confiar en su salubridad? En primer lugar, por las condiciones asépticas en las que han sido cultivadas, muy difíciles de replicar en ningún otro entorno. Las plantas han crecido sin necesidad de añadidos químicos, sin pesticidas… De hecho, una de sus ventajas con respecto a las lechugas que podemos adquirir en nuestro mercado habitual es que tienen un nivel inferior de potasio, por lo que son muy adecuadas para personas con problemas renales. Y quienes los han probado afirman que el sabor es realmente envidiable. ¿Está el futuro de nuestras ensaladas en manos de Fujitsu?