Paisajismo

El gamping, una nueva moda: acampa en un jardín

camping

El buen tiempo invita a acampar, a disfrutar del frescor de la naturaleza, de la tranquilidad que proporciona… ¿Pero qué hacemos si no tenemos una zona de camping cercana? El gamping puede ser la solución.

Este nombre tan inusual remite una nueva faceta de la economía colaborativa, el concepto que tan de moda se está poniendo en los últimos tiempos. No es nada sorprendente que así sea: la crisis nos hace agudizar el ingenio para sacar algún dinero de más, y al mismo tiempo buscar medios para no tener que privarnos de pequeñas comodidades por no poder pagarlas. En el caso que nos ocupa, si no tenemos formas de acudir a un camping, ya sea por lejanía o por falta de recursos económicos, ¿por qué no recurrir a acampar en el jardín de otra persona?

Compartiendo el jardín… durante unos días

No os preocupéis, que no os estamos proponiendo ninguna clase de allanamiento de morada. La idea proviene de la página gamping.com, creada por el francés Joseph Léopold, de 25 años, por pura casualidad. Cierto día, al no encontrar las llaves de su casa, se vio obligado a pasar la noche acampado en su jardín. Y ahí le vino la idea: proporcionar un medio para que otras personas pudieran alquilar sus jardines, ofreciendo así alternativas distintas a las acampadas tradicionales. Algo similar a lo que hacen Blablacar, Airbnb y tantos otros servicios ya más que consolidados.

El jardín tiene que ser privado, claro está. En la página web podemos poner un anuncio con las características y complementos que posee (piscina, barbacoa, etc.) y establecer un precio por día. Las personas interesadas se pondrán en contacto con el anunciante y llegarán a un acuerdo con él. Parece algo peculiar, y puede que no demasiado seguro, pero quizás es que no estamos todavía acostumbrados… ¿Qué os parece a vosotros la iniciativa? ¿Os lanzáis a por ella, ya sea como campistas o como anunciantes?