Paisajismo

Garden Planner: planifica tu jardín con comodidad

garden planner

Planificar un jardín puede ser una tarea ardua si no tenemos experiencia en la materia. Seguramente nos cueste hasta saber por dónde empezar. Os presentamos hoy un excelente programa que os quitará ese peso de encima: Garden Planner.

La aplicación ha sido diseñada por la página web MotherEarth News, y está disponible para su uso online desde aquí. Posee una gran cantidad de funcionalidades, aunque algunas sólo están adaptadas para Estados Unidos o Canadá: por ejemplo, si vivimos en alguna de esas regiones podríamos introducir nuestro código postal y se nos desplegaría una predicción de las próximas temporadas de heladas, algo sin duda muy útil para proteger nuestras plantas y cultivos. Lo que sí podemos utilizar en cualquier parte del mundo es su planificador de jardín: una vez elaborado el diseño que más nos gusta o que se ajusta a nuestro espacio, sólo tenemos que añadir las plantas que queramos tener con un sistema de drag-and-drop. Contamos con plantillas predefinidas, pero también podemos atrevernos a usar nuestra imaginación; el programa nos ayudará a elaborar ese diseño que tenemos en mente consiguiendo además que las plantas encajen en función de su tamaño y necesidades.

 Registra tus progresos

Sabemos que el cuidado del jardín es casi una carrera de fondo, por lo que Garden Planner nos ayuda a guardar un registro de nuestros hitos y progresos, y además nos permite planificar por adelantado los ciclos de cultivo y qué tipo de plantaciones nos interesa realizar de manera sucesiva. Una utilidad personalizada y perfecta para principiantes.

Garden Planner tiene, eso sí, un inconveniente que puede ser nimio para algunos y determinante para otros: está enteramente en inglés. Quitando temas específicos como el de las heladas que hemos comentado, esto no debería ser óbice para que nuestro uso de la plataforma sea completo. Os dejamos con un vídeo de tutorial que os puede servir de guía y tal vez aclararos algunas dudas, en caso de que la lengua de Shakespeare se os resista. Una imagen vale más que mil palabras.