Plantas y Flores

Geranios, problemas más frecuentes (I)

No se exagera cuando se define a estas hermosas plantas como las “reinas” de balcones y jardines de primavera. Entre otros motivos, esto se debe a la gran facilidad que tienen para adaptarse a cualquier tipo de tierra aunque sea poco fértil.

Son capaces de crecer sin demasiadas exigencias, con la única condición de estar siempre al aire libre. Su notable capacidad de floración se extiende una gran parte del año y son tan rústicas como vigorosas. Sin embargo a veces presentan problemas y para tener a mano las soluciones  te invito a tomar nota (a lo largo de dos post) de los problemas más frecuentes  y sus soluciones.

  • Presencia de moho gris

Generalmente se da sobre las hojas y es donde más se detecta. Este problema se presenta en condiciones de excesiva humedad ambiental.  La solución:  retira las hojas que veas enfermas y promueve una mayor aireación de la  planta. Hay casos en que es necesario reducir el riego. ¡Cuidado! si este moho no se controla a tiempo se vuelve muy denso  y se puede  convertir  en un problema infeccioso de hongos. La única solución en este caso es cortar sin piedad las partes enfermas y aplicar productos específicos a lo que queda sano.

Imagen: pobladores

  • Pingback: Geranios, problemas más frecuentes (II) | Blog Jardinería

  • Aquarelle.es

    Muchísimas gracias por estos consejos, la verdad es que los geranios no suelen ser una flor muy fácil de mantener. Pero con paciencia y mucho cariño, sumado a estos consejos… Seguro que todos lo conseguimos!
    Buen post, sí señor! :)