Plantas y Flores

Girasol

Depositphotos_2594318_m

Si hay una planta que no puede faltar en todo jardín es el girasol (helianthus). Éste posee un único tallo grueso con grandes hojas que cuando florece sólo da una flor de gran tamaño algo parecida a una margarita.

Los girasoles alegran la vista ya que florecen durante los tres meses de verano e incluso hasta mediados del otoño. Para que esto suceda es necesario que nunca les falte el sol ni la tierra fértil.  Existen varios tipos de girasoles:

El Helianthus multiflorus ideal por su resistencia para cultivar en lugares húmedos.
El Helianthus angustifolius crece sólo en suelos muy fértiles se utiliza para en el armado de adornos florales.
El  Helianthus atrorubens  da una enorme pero efímera flor de color amarillo intenso que puede llegar a medir más de 8cm de diámetro.

Para todas las especies de girasoles la luz solar directa es  imprescindible. No resisten las heladas pero sí los cambios de temperatura. Una de las principales ventajas de su cultivo es que no es necesario dedicarle demasiado tiempo  ya que no precisa excesivos cuidados.