Huertos

Hidroponia, el redescubrimiento de una forma de cultivo (II)

Greenhouse

Continúo con la segunda parte de ete tema, en cuya primera entrega analizamos fundamentalmente ventajas que tiene este tipo de cultivo frente al tradicional, es decir a los clásicos cultivos en tierra.

Si nos vamos a enfrentar al desafío de una opción poco tradicional – pero seductora- como ésta, lo cierto es que cada uno debe darse maña y prestar suma atención porque, a diferencia del suelo, en el agua la planta no tiene moderadores y absorbe todo lo que se le suministra.

1hidro1

Es decir, todo está en nuestras manos: hay que tomar conciencia que – por ejemplo – si se le aplica algún nutriente en demasía la planta puede resultar arruinada.
Un aspecto a señalar, porque puedes estar preguntándote acerca de él, es que la semilla que germina en hidroponia genera raíces adaptadas a vivir y respirar bajo agua. Por lo tanto, no es fácil trasladar la planta a la tierra una vez desarrollada, pues corre alto riesgo de deshidratarse y asfixiarse.

Se puede hacer un proceso de adaptación cuando la planta aún es pequeña, pero no es sencillo ni tiene muchas posibilidades de éxito.

Se cree que la hidoponia realmente tiene un futuro promisorio, sin desmerecer por supuesto los avances que se han dado ya. Según este entendido, esta técnica tiene mucho futuro a nivel mundial, ya que permite controlar un gran porcentaje de factores que inciden en el crecimiento y la calidad del vegetal.

Los cambios climáticos actuales complican la producción hortícola de cualquier país y la hidroponia es una alternativa viable y segura. Quienes ya llevan algunos años practicando este método afirman que la hidroponia tiene magia, y le permite al productor ser mucho más creativo que el suelo.