Consejos

Hidroponia, el redescubrimiento de una forma de cultivo (III)

Greenhouse

Antes compartimos una primera y segunda parte que te invitamos a leer si es que te encuentras con esta serie por primera vez en este post.

Las propuestas para hoy son dos.

  • Por un lado, ilustrarnos (vale decir aprender un poco más) acerca de otros aspectos, como por ejemplo el origen del término que en algunas ocasiones encontrarás escrito con tilde, o sea hidroponía.

Como una amplia mayoría de los términos de nuestro lenguaje actual, el sustantivo hidroponia proviene de las raíces griegas hydro (que significa agua) y ponos (que significa trabajo). Acertado por cierto el uso de estos vocablos para definir lo que netamente es un trabajo en el agua. Los cultivos hidr

opónicos no son recientes y mucho menos las investigaciones que los sustentan: ya en el S XIX se sabía que los vegetales absorben los nutrientes esenciales por medio de iones disueltos en el agua.

1hidro2

 

  • Por otro lado, he aquí como cierre una serie de buenos consejos para principiantes, que aún los expertos podrán aprovechar.
    • Utiliza plantas pequeñas, de no más de 30 cm, para que se adapten mejor.
    • Extráelas de su maceta con cuidado y lava sus raíces en agua tibia y bajo el grifo, a fin de retirarle todos los restos de compost adheridos.
    • Utiliza un recipiente hidropónico impermeable, preferentemente de plástico
    • Llénalo hasta la mitad con el sustrato elegido (para plantas de interior lo mejor es la arcilla expandida) y luego introduce la planta, cúbrela con más soporte y agrégale agua, junto a la solución nutritiva (vienen especiales para cultivos hidropónicos o sino abonos de liberación lenta).
    • Para mantenerla a una temperatura y humedad constante durante su período de adaptación, es conveniente rodearla con una bolsa de plástico transparente las 4 primeras semanas.
    • Cuando observes que recupera su lozanía y consistencia, podrás retirar gradualmente la bolsa.
    • Controla el nivel del agua y su oxigenación (si se vuelve fétida, es señal de ausencia de oxígeno y de presencia de gases tóxicos).