Consejos

Hormigas en el jardín (I)

La presencia de hormigas en el jardín es un verdadero trastorno que la mayoría de nosotros conoce muy bien. Los daños que provocan son múltiples, a veces son de menor alcance pero en otras ocasiones el impacto es tal que se tardan meses en recuperarlo (y en el caso de ciertos árboles como los fresnos jóvenes, una temporada entera).

En esta serie de dos post, veremos primero, una lista de los daños más frecuentes que causan estas criaturas, y en la segunda entrega, analizaremos qué medida son las más eficaces a tomar, tanto para prevenir su presencia como para combatirla.

Es importante pues, controlar a las hormigas porque potencialmente pueden…

  • Comer literalmente partes de hojas u hojas enteras.
  • Producir debilitamiento y deformación del terreno por construcción de hormigueros.Devorar yemas de crecimiento tiernas (un verdadero estrago que no tiene reparación)
  • Dañar flores, destrozándolas por completo e impidiendo funciones de reproducción si el daño se produce a nivel de los órganos reproductores.
  • Depredación de semillas: literalmente las “roban” y llevan a sus hormigueros, lo cual es un daño de importantes dimensiones por ejemplo a nivel de césped.

Imagen: jardineria