ArbolesConsejos

Hormigas en el jardín (III)

Como corolario de nuestra primera y segunda entrega, veremos hoy los últimos trucos y consejos para combatir estas depredadoras tenaces y laboriosas: las hormigas.

Hormigas en los árboles

No siempre prestamos atención a ellos y cuando son jóvenes y tiernos son igualmente vulnerables que cualquier planta. Existe una forma sencilla antigua y eficaz de hacer un buen control: evitar que ellas suban rodeando el tronco principal (relativamente cerca del suelo) con una banda, o paño con alguna sustancia que las hormigas repelen.  También puede colocarse algún tipo de banda muy pegajosa (ellas quedan adheridas y no pasan de allí).

Complicarles sus senderos y obligarlas a tomar rumbo al jardín vecino

Una táctica un poco egoísta pero te dará un respiro. Puedes rociar sus senderos o rodear algunas plantas que deseas proteger con algunas sustancias que no les gustan, por ejemplo: zumo de limón, sal, trozos de algunas plantas aromáticas de las cuales tienden a alejarse en vez de acercarse. ¿Cuáles son? Lavanda y Tomillo las más comunes.

Este último truco es particularmente interesante así que sumemos otras cosas que no les gustan, seguramente alguna de ellas hay en tu cobertizo. Si juntas colillas o inviertes un poco de tabaco lo diluyes en agua y dejas macerar unas 24 hs, obtendrás “agua de tabaco” que no les gusta nada, nada…

El azufre por último es otro de sus enemigos, pero después de cada lluvia hay que reponerlo; además tener cuidado dónde se coloca pues puede ser dañino para algunas especies de plantas y tóxico para algunas mascotas.

Imagen: jardineria