Consejos

Ideas para ahorrar agua al regar nuestro jardín

Depositphotos_1168909_xs

La llegada del calor también afecta a nuestras pobres plantas, que nos pedirán agua de forma más constante. Pero nosotros tenemos otro aspecto en mente: el ahorro. No sólo por conciencia ecológica, sino porque nuestro bolsillo lo pide. Os mostramos algunas ideas para ahorrar agua al regar nuestro jardín.

Es importante que pensemos en el ahorro de agua desde el primer momento, es decir, desde que comenzamos a planificar nuestro jardín. Ya hemos hablado en alguna ocasión en nuestro blog de los jardines temáticos, si recordáis; pues bien, una de las opciones que tenemos para ellos es precisamente la de agrupar las plantas en función de sus necesidades de agua (intentando no perder el sentido estético, claro está). De esta manera podremos saber cuándo y dónde regar con más frecuencia. Además, si configuramos nuestro jardín de manera que haya zonas de sombra (mediante muros, pérgolas, incluso plantas trepadoras) podemos aprovecharlas para plantar en ellas. ¡Todo es cuestión de creatividad e ingenio!

Del mismo modo que recomendamos aprovechar estos parapetos y accesorios para producir sombra, también podemos hacerlo para resguardar nuestras plantas del viento. La evaporación del agua es mucho más rápida en verano, lo sabemos bien, así que retrasarla en la medida de lo posible nos será de gran ayuda. Las piedras y la gravilla también nos echarán una mano en este sentido; tenemos así una excusa para construir pequeños caminos, fuentes, lagunas… alrededor de las plantas de nuestro jardín, dándole el toque original que nos venga a la cabeza.

El riego por goteo, una opción

Una buena manera de conseguir un riego eficiente es instalar un sistema por goteo en el jardín. Esto exigirá algo de trabajo, y si nos ayuda alguien que ya lo haya realizado, mucho mejor. Pero tampoco hemos de asustarnos, que no necesitaremos ser unos expertos agricultores ni tener un máster. En tiendas de bricolaje y grandes almacenes encontraremos todo lo necesario, y desde luego hay tutoriales más que de sobra a lo largo y ancho de Internet.

¿Cuál es la gran ventaja del riego por goteo? Aunque se trate, en teoría y a simple vista, de un riego constante, el hecho de poder regular de manera uniforme la intensidad y la aplicación del agua nos hará ahorrar considerablemente. Nos daremos cuenta muy pronto. ¡Probad este método y ya nos contaréis!