Consejos

Cómo iniciar un pequeño negocio de jardinería

Es una posibilidad muy seductora…, y si bien no tienes que desalentarte por no tener al comienzo la capacidad de pensar en un negocio grande como el de la imagen de portada, si debes pensar “en grande” en términos de futuro.

La mayoría de cada gran vivero que conoces, ha comenzado como pequeños negocios de plantas a nivel familiar y luego han crecido hasta convertirse en lo que son hoy. Todo gira en torno a la capacidad de convertir un hermoso jardín con plantas bien cuidadas, en un comercio al principio adaptado a tus posibilidades de espacio e inversión.

¿Cómo comenzar?

Lo primero que debes hacer es una sencilla opción de modelo de negocio que surgirá a partir de una  investigación de las oportunidades que existen para las empresas locales de jardinería. Además de conocer las condiciones de las tiendas de jardinería locales, habla con los propietarios de viviendas y negocios locales para ver qué necesidades existen, cuales son las debilidades en términos de suministros de jardinería o paisajismo en su ciudad.

Convertir la competencia en oportunidad

Analiza bien tu competencia en el mercado local para tu estilo de negocio elegido. Si piensas en el cultivo de plantas y flores para la venta al por menor, es recomendable que optes por comprobar las ofertas de invernaderos locales. Considera luego todas las opciones posibles que podrías ofrecer que no están disponibles en esos invernaderos o tiendas de jardinería, incluidos los equipos de jardinería. Ten en cuenta todo: precios, suministros y especialmente las soluciones que estos comercios no ofrecen al consumidor; a veces son pequeños detalles que harán la diferencia.

Aspectos legales

Aquí no puedo aconsejar (dada la diversidad de lectores que tenemos en muchos países) en forma específica, pero sí recordarte que debes investigar los aspectos legales para abrir una tienda, es decir: impuestos, afiliaciones del personal etc.

Tengo más consejos…, te invito a estar pendiente.