Consejos

Jardín tipo Lasagna

Komposthaufen - compost pile 05

 La creatividad del ser humano no tiene límites y seguro que en algo de eso te habrás quedado pensando al leer el título de este post. Me sucedió lo mismo cuando una vecina me dijo que a ella también le gustaba la jardinería, pero siempre que le resultara muy sencilla de hacer.

Así fue que me dijo: “¿Quieres plantar y dejar crecer un jardín de una manera muy, muy fácil? Comienza a incursionar en los jardines tipo “Jardinería Lasagna!”, y apreciarás la diferencia”

Sonreí, le pedí detalles y comencé a investigar. Como no puede ser de otra manera ¡comparto!

¿Por dónde comienzan las diferencias?

Ella me decía:  tú no tendrás que cavar, y tampoco tendrás que labrar la tierra. ¿Puede creerse? Independientemente -según afirma- de la superficie que debas cubrir se podrá hacer este tipo de jardines con varias capas de ingredientes orgánicos.

Primeros pasos

Elige un lugar que reciba una cantidad correcta de sol y si te es posible delimítalo, por lo menos con unas estacas.  Se cubre esa superficie con capas de cartón o tres hojas de papel de periódico y moja con agua.

A continuación, empieza a añadir capas de materia orgánica. En efecto, lo que estás haciendo es un jardín de compost (otro nombre para la técnica de compostaje hoja), por lo que, como en el abono regular, querrás  capas alternas ricas en nitrógeno (materiales “verde”) y rico en carbono (materiales “marrones”) en una proporción aproximada de 1-a-4.

Algunos materiales verdes

  • recortes de césped u otras plantas verdes
  • estiércol (con o sin paja)
  • resto de café
  • algas

Algunos materiales marrones

  • papel picado (negro y blanco)
  • hojas muertas
  • virutas de madera o aserrín
  • heno o paja
  • musgo de turba

De esta forma, y hasta la altura que desees, puedes ir construyendo tu nuevo “jardín” de varias cms de alto siempre del mismo modo y siendo constante en el  riego a medida que avanza.

Si te propones plantar de inmediato, tendrás que añadir un poco de tierra o compost arriba de todo, donde se planta. Es mejor, sin embargo, para crear jardines en la próxima temporada comenzar desde ahora y cuanto antes, de tal modo de tener tiempo suficiente, acortar el invierno y estar listo para plantar  en la próxima primavera.

Por último me confesó que esto no es su idea original; había leído un libro cuyo nombre no recuerda pero sí la autora del mismo: Patricia Lanza, quien de algún modo es la responsable del término acuñado “jardinería lasagna“.