Paisajismo

Jardinería en familia, proyecto jardín de mariposas

Jardinería familiar: proyecto jardín de mariposas. Practicar jardinería en familia va mucho más allá de ser sólo una buena idea para una ocasión puntual. En un post anterior, que te invito a releer, fundamento con amplitud las muchas buenas razones por los que tomar la jardinería familiar como un hábito es una excelente idea.

Entre los muchos proyectos, grandes y pequeños que podrías concebir, está uno increíble y fascinante: uno de los jardines temáticos más interesantes que te puedes plantear construir con tus hijos es un jardín de mariposas.

Un jardín de mariposas requiere una colorida variedad de plantas productoras de néctar que no sólo atraen a las mariposas y los colibríes, sino que también dará oportunidad para que tus hijos sean capaces de explorar y comprender las relaciones complejas -pero maravillosas a la vez- que se dan entre las plantas y los animales.

Con las plantaciones adecuadas, tu  jardín ofrece oportunidades para educar a tus hijos sobre el ciclo de vida de una mariposa y les permitirá ver cercanamente cada etapa del crecimiento.

¿Qué se necesita para establecer un jardín de mariposas? Las bases incluyen por lo menos seis horas de luz solar, las plantas determinadas con coloridas flores, hojas y plantas comúnmente llamadas “hospederas” que cumplen la doble función de atraer a las mariposas para que ellas pongan los huevos y a la vez alimentar a las larvas.

Te invito a ir evaluando las posibilidades de tu espacio exterior e ir eligiendo (junto a tus peques, por supuesto) cuál sería el lugar adecuado para este proyecto; en nuestro próximo post comenzamos a compartir los pasos a seguir para concretar este proyecto.