Consejos

Jardines de suelos húmedos (III)

Complementando todo lo compartido en el  primer y segundo post de esta serie, veamos más consideraciones acerca de los jardines en suelos húmedos. Muchas veces no podemos elegir cómo será el suelo del jardín que nos toca diseñar: se nos presenta y ya. Por tanto es importante aprender trucos, secretos y buenas acciones para lidiar con esta circunstancia exitosamente.

Naturalmente, es verdad: un suelo mojado puede ser una situación ideal para jardín, pero si la tendencia permanece y el drenaje es relativamente dificultoso, sólo puedes pensar en plantas adaptadas a tales circunstancias para que no corran el riesgo de morir.  Si bien hablamos de un suelo a menudo rico en materia orgánica, y muy fértil,  lo único que le falta es el aire en abundancia y -como sabemos- las raíces de las plantas necesitan aire para sobrevivir.

Sin él, existe el peligro de pudrición de la raíz eso es sencillamente mortal Así que,  por ese motivo, además de dejar zonas de  abundante  sol tienes  que cultivar el suelo con un tenedor la excavación antes de la siembra.

En el próximo post continuamos con más ajustes y medidas pertinentes a este tipo de suelo.