Paisajismo

Las rutas por los jardines y parques de Madrid

jardín de aranjuez

A los aficionados a la botánica no hay que decirnos dos veces lo interesante que puede ser conocer una ciudad a través de sus parques y jardines. Y una con tanto poso histórico como Madrid no podía ser menos.

Se suele decir que Madrid se convierte en una ciudad muerta en cuanto llega el verano; pocos parecen querer quedarse cuando aprieta el calor, sin duda el mayor enemigo del descanso que anhelamos durante las vacaciones. Pero hay “valientes” que lo prefieren; la ausencia de aglomeraciones resulta perfecta para descubrir y disfrutar de rincones habitualmente poco explorados. Es el caso, por supuesto, de los jardines y parques, algunos de ellos injustamente ignorados durante todo el año. ¿Por qué no aprovechar para recorrer esas rutas verdes emblemáticas de la ciudad?

Una guía para no dejarse nada atrás

La propia Comunidad de Madrid subió  hace unos años una guía de recorridos por parques y jardines que puede consultarse gratuitamente desde aquí. Es, sin duda, todo un lujo para los amantes de los rincones verdes: no sólo nos explica cuáles son las rutas que podemos seguir, sino que nos hace una completa semblanza histórica de las mismas. Nuestro paseo, así, cobrará un significado mucho mayor y saldremos de él mucho más enriquecidos.

¿Y cuáles son las rutas fundamentales, las que no nos podemos perder? Pues sobre todo estas cuatro:

  • La ruta del Noroeste, que abarca desde El Pardo hasta la Casita del Príncipe.
  • La ruta de los Museos, que comienza en el jardín de la Alameda de Osuna y concluye en el Museo Cerralbo.
  • La conocida ruta del Palacio, desde el Palacio Real hasta los Jardines del Moro, una imprescindible para los turistas.
  • La ruta de los Jardines Reales, que empieza en el Parque del Retiro y acaba en el Palacio Real de Aranjuez.

Muy tentador recorrerlas todas, ¿verdad? ¡Ya tenéis plan si os toca quedaros en la ciudad durante el verano!