ConsejosPlantas y Flores

La fuscia y el agua

Old building in Puerto Vallarta, Mexico

Las fuscias son flores muy bellas y coloridas, que se pueden lucir en exteriores, aunque, tomando ciertas precauciones, especialmente en relación al sol.

Aunque se trata de flores aptas para decorar balcones y lucir en jardines, es necesario procurarles sombra, especialmente cuando el sol alumbra al medio día. Para ello, se recomienda crear un ambiente húmedo a su alrededor, por ejemplo, colocando recipientes con agua.

Es necesario tener sumo cuidado con el riego, ya que aunque es necesario regarla constantemente (cada 2 o 3 días durante primavera – verano, cada 15 días durante invierno) y mantener su tierra húmeda, el exceso de riego o encharcamiento puede ocasionar que sus raíces se pudran.

Una sugerencia útil es regarlas muy temprano en la mañana, dando tiempo a que las hojas se sequen, ya que si el sol alumbra sobre las gotas que queden puede causar el famoso efecto lupa y podría quemar la superficie. Ojo, contrario a lo que algunos aconsejan sobre regar de noche, es mejor evitarlo y  hacerlo por la mañana,  ya que por la noche las plantas pasan más tiempo mojadas, lo cual tampoco es bueno.

Por último, si la fuscia está plantada en maceta, será más fácil resguardarla del frío del invierno.