Plantas y Flores

La Margarita, sencilla y generosa

Depositphotos_2164203_original

En este sitioya hemos hablado de la flor que hoy nos convoca, pero lo que no se ha dicho es la curiosa caracterí­stica que posee o que le hemos otorgado los seres humanos, de constituirse en una especie de prestidigitadora del amor.

¿Acaso nunca has buscado en el número de sus pétalos la respuesta a si tu amor era o no correspondido? Creo que todos hemos repetido casi como un rezo al ritmo de los pétalos de margarita, el conocido: ahora me quiere, ahora no me quiere, me quiere, no me quiere.

En todo caso esta flor tan simple como generosa, nos regala ambientes sumamente coloridos y primaverales en nuestros jardines.

Otra de sus curiosidades es haber sido fuente de inspiración de poetas y antiguos trovadores y también tener en su haber el galardón de ser llamada con nombre de mujer, o viceversa.

Sus pétalos alargados y delgados rodean un mullido  central de color amarillo, y toda su fisonomí­a se viste de elegancia a pesar de su simpleza con su largo tallo que puede alcanzar hasta un metro de altura.

Su generosidad, en cuanto a su abundante floración, se ve incrementada por los escasos requerimientos que demanda a la hora de los cuidados; basta con que la riegues de forma regular, le brindes un sitio con abundante luz natural y quites las flores que se van secando.

Eso sí­, antes de desecharla definitivamente, no olvides consultarle sobre tu amor; sin dudas ella te dará una respuesta.