Herramientas

Cómo elegir las mejores herramientas de jardinería

Garden tools and a pot of summer flowers in shed

Comencemos señalando que una expresión como “las mejores herramientas de jardín” o las “mejores herramientas de jardinería” son de alto contenido subjetivo: no es lo mismo si eres un profesional de la jardinería o si disfrutas de la actividad  sólo algunas veces al año; en este último caso quizá una herramienta menos costosa comprada en una tienda general puede ser lo mejor para ti. Veamos qué cosas valorar al comprar o elegir las herramientas que necesitas.

Calidad de los materiales

Actualmente, las empresas fabricantes de herramientas de jardinería tienen que satisfacer una amplia gama de clientes y, como resultado, las herramientas de jardinería se realizan en algunos casos con materiales menos robustos.  Como primera consecuencia serán más económicas y esa disminución de precio puede estar dada por bajar calidad en varias partes de la misma: en el mango, en la hoja etc (todo depende de la herramienta en cuestión). En algunos casos, por ejemplo, se sustituye madera por plástico y lo que debes valorar en ese caso es de qué modo disminuye su eficacia o duración.

Diseño

Más allá de los materiales, los mejores fabricantes de herramientas de jardinería han estado refinando sus diseños durante décadas o incluso cientos de años. No sólo en favor de un mejor trabajo a nivel de plantas (cortes de mejor calidad al podar, por ejemplo), sino en términos de ergonometría es decir, cómo trabaja tu cuerpo al usarlas.  Un ángulo más aquí, un poco menos inclinado allá, puede hacer una gran diferencia en cuanto a cómo sientes la herramienta y cómo respondes tú al usarla actúa.

Diseñar herramientas de jardinería no es un reto sencillo para los fabricantes, porque a veces algunos parámetros de calidad, inciden en factores como el precio o la facilidad de uso. ¿Cómo reconocer entonces las mejores?

Por ejemplo, el espesor del acero de una hoja, impacta en el peso de la herramienta total; si éste es más delgado, la herramienta será más liviana, pero seguramente menos eficiente en dese,peño pero sobre todo en duración.

En estos casos, como en tantas cosas, el equilibrio es la clave. Créeme que si yo fuera rico invertiría en herramientas de jardinería de muy buena calidad y diseño en la certeza de que me durarían varios años, pero no siempre se puede, por lo que economizar en este rubro en tiempos de crisis no es mala idea.