Plantas y Flores

Las mejores plantas para estanque

Decorative pond

¿Nos estamos planteando un jardín zen? ¿O tal vez un rincón refrescante, sin más, junto al que podamos sentarnos a leer o descansar después de un día duro? Crear un pequeño lago artificial puede ser una buena idea. Hablaremos hoy de las mejores plantas para estanque que podemos escoger.

Lo primero que debemos hacer es pensar en las dos superficies que tendremos para decorar: el borde de nuestro estanque y el estanque propiamente dicho. En el primero, podemos plantar las que se conocen como especies palustres o marginales. Su propio nombre nos deja clara su función: es fundamentalmente estética, y sirve para que la transición entre el estanque y el resto del jardín no sea brusca o quede forzada. Tenemos muchos tipos de palustres para elegir: las nim-nim, la caña de Castilla, los distintos acorus… El color de cada uno de ellos, su tamaño o los cuidados que precisen son criterios en los que debemos basarnos para elegir.

En cuanto a los ejemplares para el estanque, seguro que todos tenemos en mente una imagen de las clásicas plantas flotantes: nenúfares, lotos o incluso algunas menos conocidas como las simpáticas lentejitas de agua que quizás hayamos visto en algún parque o jardín botánico. Una combinación de todas ellas será lo ideal, siempre teniendo en cuenta el buen gusto.

Las plantas oxigenadoras

Si vamos a tener peces en nuestro estanque u otros animales acuáticos, debemos pensar en el ecosistema natural que se desarrollará bajo el agua. En otras palabras, tendremos que crear un pequeño jardín subacuático a base de las llamadas plantas oxigenadoras, que como su nombre indica tienen la función de liberar oxígeno para aumentar la presencia de éste en el agua al tiempo que reducen la del nitrógeno, perjudicial para la fauna.

Las plantas oxigenadoras, como el pasto de agua, la cabomba o la cola de zorro, tienen su época de apogeo en primavera y verano, entrando en “letargo” a partir de otoño. Por ello, es recomendable escoger estas estaciones para plantarlas. Además, debemos saber que es normal que intenten salir a la superficie en busca de luz. Si queremos oxigenadoras que se queden a mayor profundidad o que resistan mejor a determinadas temperaturas, no tenemos más que consultar con un experto las distintas características de cada una de ellas.