Plantas y Flores

Las mejores plantas para un nuevo piso

rubber plant on white background

Una mudanza es de lo más estresante, pero reconozcamos que también nos llena de ilusión eso de poder crear un nuevo espacio propio, dejando nuestra impronta en cada rincón, en la decoración que escogemos… y por supuesto, en las plantas.

En caso de que no nos llevemos nuestras antiguas plantas a la nueva casa y queramos comenzar con otras completamente nuevas, nunca está de más recordar cuáles son los tipos indicados para cada habitación en función de las características de ésta:

  • Las habitaciones grandes necesitarán plantas que crezcan a lo alto: las que son demasiado pequeñas se verán todavía más diminutas y puede que hasta ridículas. Así que os recomendamos que optéis por un ficus o una areca, por ejemplo.
  • Para centros de mesa, en cambio (por ejemplo para el salón) es mejor elegir plantas más discretas: los helechos o el aloe vera son buenas elecciones, pero también tallos de bambú para dar un toque de interior exótico, o en caso de que nos guste lo oriental.
  • Las plantas colgantes o las trepadoras son una excelente opción si tenemos una terraza y queremos disfrutar de ella. Los mismos helechos que hemos mencionado también nos pueden venir bien aquí, así como los cisos, por ejemplo.

¿Por qué tener plantas en casa?

Si nos mudamos con otra persona que no sea especialmente amiga de las plantas, esta pregunta puede surgir en algún momento. Y es importante que sepamos contestar con buenos argumentos… Porque no sólo estamos hablando de que sirvan para alegrar cualquier rincón, indudablemente: tener un pedacito de naturaleza en casa, aunque sea en una maceta, es útil para renovar el aire, para limpiar el ambiente de ácaros y polvo e incluso para mitigar el ruido. Además, hay que desterrar esa creencia tan extendida, hoy totalmente invalidada, de que dormir con plantas es perjudicial. No hay nada que lo pruebe: es tan inocuo como tener una a nuestro lado en el escritorio.