Piscinas

Las piscinas biológicas: un entorno natural (I)

piscina3

Sé que estamos en invierno y que hablar de piscinas y alternativas de piscinas suena un poco lejano…, pero por qué no desafiar al f’río (por lo menos con la intención), e ir pensando en el próximo verano. Refiero muy especialmente en una posibilidad como ésta, para la que habrá que ahorrar desde ahora.

La buena noticia es que ya existe una alternativa para todas aquellas personas que no desean tener más contacto con los indeseables olores a cloro y químicos de las piscinas tradicionales: son las piscinas biológicas que utilizan las plantas como sistema de filtro natural.

El sistema y la tecnología que poseen, permite la libertad en el diseño y en la profundidad pues el filtro de las plantas se encuentra ubicado en un sitio separado de la piscina, dónde éstas quedan albergadas. Tiene un aspecto muy similar a las piscinas tradicionales.

En el sector de regeneración, el agua limpia se mantiene biológicamente pura por intermedio de las plantas y de microorganismos que absorben materiales en descomposición y las bacterias, convirtiéndolos en biomasa (material orgánico producido por las plantas y otros productores fotosintéticos).

Te invito a estar pendiente del próximo post donde ampliaremos conceptos acerca de esta novedad.

  • Valeriano FerGar

    Muy interesante. Espero que valláis ampliando en este tema. A ser posible poniendo los tipos de plantas acuáticas a utilizar. Ademas de la ayuda para la retirada de residuos por medio de sistemas de filtración, pasando un circuito por gravas? Ya que lo difícil es impedir que se ponga turbia el agua. El control de micro-algas?
    Yo, con experiencia en instalación de estanques grandes con cascadas, no se daba corregido bien el problema con el agua turbia. La utilizacion de pequeños peces limpiadores. Se abusaba con la utilizacion de peces de adorno (Peticion de los clientes), por que al final estos solo manchan, rompen el equilibrio y terminan por no verse.
    Gracias por informar en estos temas y otros. Y que disfruteis de las fiestas.

  • Pingback: Las piscinas biológicas: un entorno natural (II)