Plantas y Flores

Lavanda o Lavándula

Lavándula o Lavanda. Comencemos por su orgien, diciendo que estas bellísimas plantas (de hecho existen varias variedadas de Lavándula) son originarias de la Cuenca Mediterránea. Hablamos de una planta decorativa especialmente valorada por su follaje grisáceo y aromático.

Es capaz de multiplicarse por semilla y esqueje; se trata de una planta vivaz o semiarbustiva , de 15 cm a 1 mt de altura cuyas hojas son persistentes, enteras y generalmente de color verde grisáceo.

Tal como puedes ver en la imagen de portada, suele usarse en jardinería como planta decorativa y en borduras. También es apreciada en perfumería y vale subrayar que presenta algunas propiedades terapéuticas.

Las especies principales son las siguientes:
Lavándula latiflora: de 30 a 80 cm de altura, con hojas blanquecinas y espatuladas, brácteas florales lineares, verdosas y color violeta. Es poco resistente en climas rigurosos.

Lavándula oficinalis: de 20 a 60 cm de altura, con hojas lineales 6-8 cm veces más largas que anchas, de limbo enrrollado sobre sus bordes con inflorescencias de color oscuro y flores de color azul. Las variedades mas notables son las Nanas de porte reducido (Nana Alba de flores blancas y Nana Munstead de flores rojo-purpúreas) así como la Hidcotte blue.

Lavándula stoechas: se diferencia de las anteriores porque sus espigas florales son más cortas y cuadrangulares, y sus brácteas son de color violeta.

Lavándula lavandin: es en realidad un híbrido entre la L. latifolia , L. oficinalis var. fragan. Está adquiriendo un gran desarrollo, sobre todo en cultivos industriales. Tiene las hojas muy grandes, tallos florales leñosos y ramificados en su parte superior, con flores de color azul oscuro y cáliz gris-blanquecino.

¿Cuáles son sus requerimientos?

Las lavándulas requieren suelos arenosos, bien drenados y secos, con exposición soleada . Soportan muy bien los terrenos calizos, excepto la especie L. Stoechas. En general, necesitan riegos moderados, evitando los encharcamientos, pues su peor enemigo lo constituye el exceso de humedad que produce casi siempre podredumbre de las raíces y el cuello.

La multiplicación puede efectuarse por semilla o por esqueje. En el primer caso, la siembra se ha de realizar en bandejas o terrinas protegidas durante la estación templada utilizando un sustrato compuesto por 2-3 de turba y una 1-3 de arena. Cuando las plantas tengan 3 hojas, se replican a macetas de 9 cm de diámetro que contengan una mezcla muy porosa . Durante la estación cálida , se colocan las plantas en el terreno definitivo con una separación de 35-40 cm entre ellas.
La multiplicación por esqueje se puede efectuar durante la estación templado-cálida.