Plantas y Flores

Linaria cymbalaria

Linaria algarviana flower

Hoy te presento una planta poco común, pero muy graciosa y vistosa. Debo confesarte que me gusta cuando puedo presentar algo un poco más original que las plantas y flores más comunes. Si bien no podemos calificarla como “rara”, la Linaria cymbalaria no es de las más vistas y es ideal para guarnecer suspensiones.

Antes de seguir adelante, me permito escribir un comentario personal, y es el hecho de que el “reencuentro” con esta planta me ha hecho sentir un poco de sabor a infancia. Allá en casa de mi tía más querida, había de estas flores. Allá lejos y hace tiempo.. no tenía idea de cómo se llamaban.. ¡tampoco importaba! Pero hoy, aficionada a la jardinería, escribiendo en este espacio y compartiendo este humilde saber, siempre en búsqueda de nuevas opciones, llega mi reencuentro con esta planta a la que reconozco de inmediato.

Sus ramitos delgados caen graciosamente alrededor de su punto de implantación, llevando, de una parte, minúsculas hojas rojizas de debajo, que recuerdan por su forma las de la Hiedra. Por otra parte, para completar su porte gracioso, exhibe gran cantidad de pequeñas flores violáceas al exterior, blancas en el interior, con dos puntos amarillos en el centro.

Mi recomendación, si decides probar a cultivarla, es plantar la Cymbalaria en tierra de brezo, o en tierra de jardín un poco arenosa. Resguárdala del sol, dándole al propio tiempo mucho aire y mucha luz. De mayo a septiembre, regar una vez por día, pero suspende estos riegos en invierno.

Se multiplica por semillas, de marzo a julio. El grano, que es muy fino, debe ser solamente esparcido en la superficie de tierra húmeda y rastrillarla de inmediato.

Al cabo de 15 días verás los primeros brotes.