Consejos

Los niños y el jardín (II)

estatua

Si queremos que el jardín sea un lugar seguro para nuestros peques, de tal forma que esa vida sana que deseamos para ellos y ellas no se convierta en un continuo estrés y tengan libertad de desplazamiento, hemos de tomar todas las precauciones posibles al respecto. Te invito a leer nuestro primer post donde compartíamos las primeras sugerencias, y a continuar tomando nota de la propuesta con los consejos de hoy.

  • Elige plantas que no resulten peligrosas. No puedes tener, por bellas que sean, plantas cuyas hojas, flores o frutos sean tóxicos. En lo posible evitar aquellas muy espinosas y punzantes. Por la salud de las propias plantas, es conveniente que éstas sean fuertes y vigorosas. Tengo al respecto algunas sugerencias, tales como helechos, que aportarán abundante verde y casi nada de los riesgos antes mencionados.
  • Revisa y elige con cuidado los objetos decorativos de tu jardín. Estatuas, cercos, tiestos, jardineras etc deben en todos los casos prescindir de ángulos terminados en punta, precisamente lo contrario a lo que vemos en la imagen de portada. Todo debe ser pulido y limado de modo que no provoque herida; si el peque cae sobre ellos, no pasará más que ser un golpe, pero en ningún caso una herida peligrosa.

Idéntico consejo es válido para todos los objetos de madera que tengas en tu jardín. En todos los casos deben estar  bien lijados y barnizados preferiblemente. Es posible evitar de ese modo tan sencillo, el accidente más común: que se claven una astilla. Si bien es una herida pequeña es difícil de extraer y se infecta rápidamente, por lo que en todos los casos es mejor prevenir.