Consejos

Los niños y el jardín (III)

piscina

Hemos dedicado abundante espacio a este tema, pues nos parece realmente importante. Así pues, si es la primera vez que tomas contacto con nuestro blog, te invito a leer atentamente nuestro primer post donde abordamos los primeros aspectos vinculados a la seguridad de nuestros peques en el jardín, y luego el  segundo post , para luego finalizar con la propuesta de hoy.

Hemos dejado para el final un tema crucial: las cercanías de la piscina, y los riesgos en los que hay que pensar y por tanto prever. Las mayores precauciones deben tomarse en los alrededores de las psicinas estables, que por supuesto, en general están al ras del suelo.

Lo ideal es rodear de alguna forma el perímetro de la misma, cuidando en todo momento que los niños más pequeños no accedan en forma autónoma. Un cerco como el que vemos en la imagen es una excelente solución. si estás a tiempo de elegir qué instrumentar, las piscinas inflables o elevadas, son una muy buena idea en lo que a seguridad se refiere. Pero lo más importante, sin duda es la presencia y supervisión de un adulto en forma constante (siempre y cuando haya peques en la vuelta).

Por último, si tienes un huerto en algún rincón de tu jardín, es importante también tomar algunas precauciones. Has de tener muy bien guardadas (y nunca al alcance de los niños), tanto las herramientas de trabajo como los productos químicos (fungicidas, fertilizantes, insecticidas etc). De este modo, será un verdadero disfrute cosechar tus propias hortalizas y aromáticas, y de ninguna manera un dolor de cabeza.