ConsejosHerramientas

Macetas y jardineras de madera

Macetas y jardineras de madera, un tipo de complemento en el que vale la pena detenerse, para analizar y conocer mejor el por qué de su particular encanto. Es difícil superar la belleza natural de los contenedores de madera:

Siempre que sean construidas en maderas curadas correctamente y adecuadas para tal fin, estamos hablando de contenedores de muy larga duración que además aportan un toque estético increíble al espacio en donde sean ubicados. Más allá del diseño, siempre aportan la elegancia de lo clásico y la calidez de la madera.

La importancia de que sean debidamente curadas es decir tratadas, radica en el hecho de que estarán en contacto con el sustrato elegido (generalmente tierra) y además con humedad constante, por lo que es importante evitar su pudrición prematura. Las maderas elegidas pueden ser muchas, pero una de las más preciadas por ser resistente y liviana a la vez es el cedro.

Además existe la posibilidad de pintarla del color que quieras o que mejor combine con el espacio destinado, por supuesto también podrías barnizarla.

Una precaución especial es elegir pinturas o productos que no sean tóxicos para las plantas, detalle no menor para evitar (entre otros problemas) pudrición de raíces. Existen algunas personas que resuelven este problema simplemente colocando macetas plásticas dentro de los recipientes de madera, solución que de hecho es bien sencilla siempre que el borde de madera sea más elevado que el de la maceta, de modo que la vista a la madera no se vea resentida.

En síntesis, optar por la madera para contenedores y macetas, es una muy buena idea porque en definitiva son unidades atractivas y muy operativas a la vez que funcionales.