Productos

Mobiliario de jardín

Table and chairs in a tropical garden

El invierno es una estación ideal para dedicarnos a estos análisis, búsqueda de soluciones, presupuestos etc. Tan pronto como comience algo de buen tiempo, tendremos todo decidido y si el presupuesto lo permitió, habremos comprado muebles o materiales para construirlos.

¿Qué considerar?

  • El espacio; sin duda es la primera variable. La pregunta es ¿De cuánto espacio dispongo? Muchas veces se da el caso de familias numerosas, que necesitarían seis u ocho sillas, pero así de simple: no hay espacio para colocarlas, por lo que habrá que buscar alguna solución al respecto.
  • El presupuesto; otra variable más que importante, de hecho es un parámetro determinante al momento de encontrar la solución que buscábamos. Sería una frustración que no tuviéramos en cuenta este detalle al buscar y entonces nos arriesgamos además de a la frustración, a endeudarnos de forma innecesaria.
  • ¿Nuevos o usados? He aquí una veta que no siempre exploramos, pero reciclar y dar nueva vida a los  muebles de jardín puede llegar a ser una excelente idea créeme. Las dos principales ventajas son, el ahorro económico y la ganancia en estética ya que a veces conseguimos cosas bellísimas que es muy fácil restaurar y si las fuéramos a comprar nuevas estarían definitivamente fuera de nuestro alcance.

¿De qué material elegirlos?

Esto es un poco personal y va vinculado con el tema del costo. Personal en el sentido de tomar en cuenta cuánto tiempo le podemos dedicar a su mantenimiento. Si es poco, los muebles de PVC son ideales ya que se limpian con mucha facilidad, se apilan (ideal si hay poco espacio), son livianos y no requieren ser pintados.

Si tienes algo más de tiempo, madera y hierro son excelentes opciones; si esta es tu decisión busca oportunidades de segunda mano, no te arrepentirás.