Plantas y Flores

Narcisos enanos para alegrar un pequeño sitio

tercera-parte-plantas-de-pequeno-porte-iii

Hay varios tipos de Narcisos enanos, que resultan encantadores en macetas o urnas de ventanas, delante de arbustos diminutos o en pequeños macizos de césped.

Necesitan cuidados tan mínimos como el suelo húmedo y sol abundante.

El número de especies es limitado pero, a pesar de esto, los floricultores con el paso del tiempo han logrado muchos híbridos.

La mayoría de las especies florecen al principio de la primavera.

Entre los más pequeños figuran el Narcissus asturiensis, un perfecto narciso trompón enano, el Narcissus Triadrus Albus, conocido como lágrimas de ángel y el Narcissus bulbocodium.

Todos ellos miden menos de 15 cm de altura.

Ligeramente mayores son el Narcissus cyclamineus y el Narcissus pseudonarcissus.

De todas formas algo que los iguala y demuestra que forman parte de una misma familia es su colorido y belleza.

En cualquier rincón de tu jardín puedes contar con la alegría de esta especie tan bonita y sencilla de cuidar.